martes, 22 de marzo de 2016

Locura del mundo por la Razón (En honor a las víctimas del Terror)

Y de nuevo se preguntó el poeta:

¿En éste nuestro mundo loco puede haber algo más importante que el amor, si todo cuanto es, lo es, por la fuerza del corazón?

¿Cómo se puede amar asímatando al corazónsi las verdades que hoy sentencian nuestros pueblos son inventos de hombres y mujeres por erguirse en la Razón?

De guerra en guerra es nuestra Historia y de muerte en muerte, nuestro Fin.

¿Cómo se puede seguir así?... mundo loco, infiel y ruin.
¿Como se puede vivir así?... frunciendo el ceño sin sonreír.

Quién sabe, a lo mejor se responde el poeta el día en que decidamos, apacibles, escuchar los silbidos del amor que pululan por ahí, sentenciemos a muerte pero la sinrazón. Y la luz ciegue también a la Razón.

German D. Ricaurte García
Panadero de la Vida

lunes, 16 de noviembre de 2015

NO a la Ley de Talión

Sé que alguna personas leerán este escrito, pero sé que muy pocas compartirán el mensaje. También sé que en nombre de la libertad todo pueblo tiene el derecho a defenderse y que es difícil tener en cuenta las súplicas de quienes creemos en una manera distinta de luchar contra el mal: “…vence el mal con el bien”. Rom 12:21.

Quizá llegó el momento de aprender a luchar contra el mal haciendo el bien, en las bases, desde adentro, desde nuestro interior, desde donde nacen el odio y el resentimiento, la ira y la venganza, el orgullo y la hipocresía, el miedo y la discriminación. Es ahí donde nace todo mal capaz de sembrar el terror, pero también es ahí, si vencemos con el bien, donde puede renacer la verdadera libertad: liberté, égalité, fraternité.

Una libertad bien entendida como libertad de pensamiento mas que de expresión; libertad de cultura mas que de religión; libertad de decidir mas que de elegir. Una libertad que sea mucho más que decirle a otro qué está bien o qué está mal. Sin duda, una libertad que sea mucho más que democratizar.

Una igualdad que sea capaz de reconocer antes que entender y de aceptar antes que tolerar y de compartir antes que exigir. Una igualdad capaz de valorar a los demás con los mismos derechos y las mismas responsabilidades y que aúne la condición humana por encima de ideologías políticas, religiosas o raciales.  

Una fraternidad local que inspire a la global siendo recíproca y diversa; con valores como el respeto, la empatía, la justicia y la paz. Una fraternidad que derive en un camino lleno de oportunidades y que genere confianza y bienestar.

Seguir pensando que, por lo ocurrido hace 3 días en París como hace 14 años en Nueva York, la libertad puede legitimarte para alzar las armas y responder al terror con más terror, como la Ley de Talión, es, pues, una libertad coercitiva y otra paradoja de la vida sin resolver.


German D. Ricaurte García
Panadero de la Vida

domingo, 28 de junio de 2015

Chapapote en Tumaco


Los tumaqueños emigrantes No podemos seguir en silencio, debemos unirnos para alzar una sola voz mundial en contra de los flagelos del maldito Narcotráfico y sus cómplices violentos, que azotan brutalmente el ecosistema del pacífico colombiano.

El bienestar de nuestra gente, la salud de la fauna y flora y la libertad de sentirse inmensamente rico con ella, en medio de la pobreza absoluta, sólo puede estar en nuestras manos, en la de todos los tumaqueños. La tan anhelada Paz de nuestra tierra hoy llora un desastre ecológico, ayer lloró una masacre en medio de diálogos, inocuos, en tierras tan lejanas; mañana también lo hará por los resultados de una incesante corrupción ¡Culpables todos!

Culpables también quienes en silencio seguimos buscando nuestro pan de cada día sin pararnos a pensar qué sería de nuestra región si rompiésemos barreras, si rompiésemos cadenas, si rompiésemos con esta rácana idiosincrasia colombiana que pasa por alto tal descalabro social, pero celebra y celebra y celebra....

Quizá si nos parásemos a reflexionar: "Y si sembrásemos semillas entre todos y todos cosechásemos y compartiésemos y amasásemos y horneásemos y nos sentásemos juntos a la mesa?"... ¿Qué pasaría?

¿A qué o a quién esperamos?

"¡La paz está en nuestras manos!", la paz está en la toma de consciencia por la importancia de la inversión en la justicia social, la paz está en los valores de la educación en nuestros jóvenes, la paz está en lo que siembro yo mismo en el día a día y construyo con mis propias manos, con los escombros de aquellas barreras y cadenas que, juntos, estamos llamados a volver añicos. Conectemos, asociemos, organicemos, cooperemos, colaboremos, construyamos, consolemos... conspiremos para un mejor Tumaco.

Desde hoy me uno a cualquier iniciativa en pro de rescatar la flora y fauna de nuestra cultura tumaqueña, sus tradiciones, sus raíces, las mías, las nuestras. Ya no pueden existir rivalidades políticas, raciales, sexistas o machistas, ideológicas... Después de ver impasibles como la ultima gota de petroleo derramada en nuestra tierra ha traído la desolación, la tragedia, la desesperanza, ¿aún se puede pensar que vale la pena enfrentarnos o seguir en silencio?

Ya habrá tiempo para callar o discutir mañana, después de recoger aquella última gota de chapapote.

 German Dario Ricaurte Garcia
Panadero de la vida

jueves, 4 de diciembre de 2014

Sueños de una flor normal

Sucedió un día normal en una casa normal y en un jardín normal: una bella flor normal que mientras soñaba abría sus pétalos, como cada amanecer, ante la llamada del flamante sol del mar. 

Pero nada era normal, de hecho todo era anormal: las olas no llevaban espuma y el viento no emitía silbidos, las nubes no dibujaban nada y el viejo sol, ¡ah! el viejo sol ya no era el mismo desde aquella vez cuando observó a la bella flor, soñar. Y, desde entonces, celosos el viejo sol refunfuñaba cada vez más: ¡Cómo puede ser!, ahora nadie fija su atención en mí, sino en aquella flor normal.

Después de un tiempo, aquella flor normal también decidió hablar y contestar al celoso sol: ¡Cómo puede ser normal que aunque sea de noche, su majestad el sol también quiera brillar!
German D. Ricaurte
Panadero de la vida


¡Feliz cumpleaños, amigo Víctor!

Que su flor del corazón continúe abierta a las cosas normales para que gente normal sueñe y sienta como usted, tanta vida normal sin querer ser el centro de atención de este inmenso mar. Muchas gracias por invitarme siempre a soñar y acompañarme entre mis sueños... ¡Y que cumpla muchos más!

Su amigo.

domingo, 23 de noviembre de 2014

ACEPTA LA LLAMADA Y… ¡EMPRENDE!


Por todos es sabido que una gran historia cuenta el viaje de su héroe después de que algún suceso inesperado vuele por los aires su "zona de confort”. Pero casi siempre éste sale victorioso ante las adversidades y vicisitudes a las que el mundo decide enfrentarlo. 

La magia comienza con la llamada que el narrador hace al héroe para introducirlo en un viaje interior que, aunque él debe decidir si  acepta o no la llamada, empujado por el deseo de recuperar su bienestar, lo lanza a descubrir sus talentos y a forjar el crecimiento de las aptitudes que necesita para desarrollar la historia.

El reinventarse en sus nuevas actitudes frente a la vida también es cosa del escritor, quien termina decidiendo por él que acepte el reto de salvar incluso todo el universo. Algunas veces, aquel héroe recibe el reconocimiento de la sociedad y otras tan sólo de sus aliados, sin embargo es el reconocimiento en solitario el que engrandece su nuevo espíritu.

Los grandes mitos, las antiguas tradiciones, la literatura y todas las religiones han tratado el tema de este viaje, pero es en la vida misma donde constantemente recibimos ésa llamada de nuestro inconsciente colectivo por el deseo de conquistar el mundo.

¿Por qué no la aceptamos? ¿Por qué huimos de ella?... ¿Por qué ni siquiera la escuchamos?

Contrario a las fantásticas historias que todos conocemos los miedos, valores, decepciones, confianzas, fracasos, éxitos, desilusiones, sueños… Pueden transformarse en nuestras emociones reales, según la manera en que decidimos afrontarlas. Entonces… ¿Por qué no ser yo, el escritor de mi propia historia? ¿Por qué no ser yo, el héroe de este mundo que compartimos todos?...
Por qué no, si yo también puedo emprender mi propio viaje.

German Darío Ricaurte García


Panadero de la Vida.

sábado, 1 de noviembre de 2014

LOS SÁDICOS


Convertido en urgencias de un hospital, nuestro garito se vio desbordado anoche sin que nadie imaginara la situación. 

El cuchillo que atravesaba la cabeza de Jack, tenía a la doctora en vilo y a los camilleros del S.A.M.U.R.  sin dar a vasto para atender a tantos heridos deambulando por todos los rincones. Era una pesadilla: los sádicos nos habían tomado desprevenidos y a más de uno lo habían cortado por las orejas, como a Jack.  La sangre salpicada sobre las vestimentas de nuestros invitados retorcía sus estómagos estupefactos y, al ver sus caras desfiguradas  por los cortes aserrados, se mostraban en carne viva todas sus heridas.
En las pesquisas de la policía, después de la llamada urgente de los vecinos, también cayeron dos agentes en las garras de los sádicos. El pánico se apoderó de todos los heridos haciendo que los gritos ensordecieran las voces de la comanda. Sin embargo, gracias a nuestro buen hacer como anfitriones, pudimos socorrerles.

Los policías de verdad, que llegaron más tarde, sólo aceptaron los cubatas una vez que identificaron a nuestros amigos, de la compañía de teatro Jack Hollander. Eso sí, nos prohibieron volver a celebrar cualquier otra noche de Halloween sin invitarlos.

viernes, 2 de mayo de 2014

Homenaje a García Márquez y a mi amiga Inspiración



Cuando entré al salón de exposiciones de El Café de Co de Wayco escuché a una amiga preguntarse tras mirar su reloj, acerca del porqué del retraso del evento, si ya eran más de las 19:30h. ‹‹¡Qué vaina me dije, cómo puede ser, si el evento ya comenzó hace siete minutos en la terraza interior; allá disfrutan la obra Cartas al Coronel de Harold Zuñigan››.
Nada más terminar la actuación entre aplausos más que merecidos, comenzó la tertulia literaria, percibiéndose el espíritu del Nobel desde un rinconcito reservado tras el público que abarrotaba el recinto, alrededor de la mesa de los ponentes. En el lugar se respiraba complicidad y encantamiento ante la admiración y el respeto por aquél colombiano que enamoró al mundo desde su Macondo mágico.

domingo, 23 de marzo de 2014

¿Feliz día de la poesía?

—¿Día de la poesía?... 
¿Pero cuál día de la poesía?—refunfuñaba el poeta al ser felicitado por una de sus musas—¿Acaso tu generación lee nuestros poemas? No, querida musa. Piensan que nuestros versos están huérfanos de aquellos antiguos poetas y que nuestro espíritu confunde, porque rima, sabiduría con epifanía.

Yo se lo escuché a otro poeta—replicó la musa con voz dulce
...algún día, algún día sus musas necesitarán de poetas que aún escriban e imaginen e inspiren e ilusionen y sonrían y hasta lloren juntos, para que sientan propios, dolores y agonías ajenas. Y así, algunos lectores, dejen de estar anclados al mundanal paso del tiempo y descubran sus propios sueños.

Pues, ojalá llegue ese día pronto—prosiguió el poeta haciendo aspavientos con su pluma—en que todos lean y escuchen a su propia musa, antes de continuar el viaje eterno.

¿Feliz día de la poesía? 

Si, querida, sí ¡feliz día de la poesía!


German D. Ricaurte García
Panadero de la vida

viernes, 14 de marzo de 2014

DESPERTADOS

Nada más escuchar la primera explosión de la mañana, entró por mi ventana un ambiente humeante a pólvora recién quemada. El traqueteo resonó entre los gritos de auxilio en mis recuerdos, pero mi boca, raspando los labios con el pretérito de mis heridas de bala, enmudeció. Las piernas temblorosas plantaron a mi turbado cuerpo dejándome inmóvil ante aquella resonante explosión. Fue entonces cuando mi casero gritó por la ventana haciendo aspa vientos y, entre dormid, sin saberlo, me ayudó a difuminar el terrorífico asombro: ¡Despertad a vuestra madre, hijos de puta!

De la calle respondieron: ¡Visquen les Falles de València!  


German D. Ricaurte García
Panadero de la vida

miércoles, 5 de febrero de 2014

5ª EXPOSICIÓN CULTURARTE EN WAYCO


Ya lo dijo el poeta… “en el lienzo de la vida podemos pintar  a diario nuestros sueños, pero necesaria es la luz del corazón, como los colores del amor, para transformar aquél artista en creador”.

Desde el blanco inmaculado de Jesús Manuel Moreno, que nos hace imaginar el contexto subjetivo del Retrato de Concha y Paco, visitaremos por los rincones de WAYCO una ciudad al descubierto tras la Fuga de conejos, del talentoso y joven Mompar Momparler. En el fondo, como siempre a la luz de un paisaje afable, ameno y tranquilizador,  formaremos parte del mismo; apreciando un Ocaso de Jose Luís Adrover. Oportunidad ésta para amanecer en el realismo detallado de Paco Puchalt, quien nos acerca a la literatura como fuente de Saber.

Tal vez por eso Ana Ibañez nos desvela los secretos de una mujer dinámica, inteligente y divertida, en  su Tiempo de lectura; quizá tomando junto a José Bautista —si la imaginación y el maestro, lo permiten— un Crêpe de manzana y canela sobre la terraza de cualquier rincón urbano, para transmitirnos su alegría de vivir, a través de la intensidad de sus colores. Muy atentos debemos estar a las emociones que nos despierten las coloridas y abstractas formas del Contraste blanco-negro de  Lola Tajahuerce.   

La calidez del ambiente “wayconiano” puede adentrarnos, también, en el Refugio que nos propone Tony Villalba, y hacernos sentir tan a gustito que creeremos haberlo imaginado todo. Pero, gracias a las sensaciones que permiten los recuadros de Gerardo Stübing, continuaremos nuestro viaje imaginario, como es su cometido, con el compromiso de completar de la naturaleza al desnudo, su Naked 8.
German Ricaurte

domingo, 19 de enero de 2014

AROMAS DE MANGLAR

Si alguien preguntase: ¿a qué huele tu ciudad? 
Yo contestaría: «¡expide aromas de manglar!».
Y si volviese a preguntar: ¿... a qué huele tu manglar?» 
Confesaría:

«Después de mi ostracismo no recuerdo aquella edad
Imagén: Francisco Humberto Gomez Camacho
se borró de mis recuerdos ese aroma tropical; 
mi olfato está llorando de nostalgia y ansiedad, no huele aquel aroma perdido en el umbral.  

»Se me inunda la memoria, de lágrimas juntadas como el agua en el manglardulce y sal—, pero encuentro en mi niñez, aquel paisaje natural  ¡Cómo echo de menos los olores de la mar!,
mi pueblo, mi isla, mi amor de verdad
Tumaco de mi alma, mi tierra ancestral.

»Cruces de razas, 
indias con blancos; negros, morenas;
zambos, mulatas; mestizos y fieras... mujeres hermosas, hembras guerreras.
¡Nadie se escapa a tus raudas caderas!»

—Pero... ¿y el manglar? —diría el preguntón.

«Cada instante, cerca del manglar, el baile comienza —en un compás divino—
brindando a cada ser: tiempo, vida y pan; tierra seca, lodazal; agua dulce, agua de sal.
Y, como adarga natural, su mangle protege a la guama, el plátano, la yuca... el naranjal;
la palma, el chóntaduro, el caimito, el cacao y el maíz; el zapote y el palmito y
cuanto marisco y animal, vivan por allí, para dar a cada especie... biodiversidad.»

—¡Aaaah... Tumaco huele a playa, brisa y mar!—afirmaba el preguntón.

«Bueno, eso era antes. Ya, no es aquel Tumaco, ya no huele más a azahar.
¡Hoy el 'glifosato', está comiéndose el manglar!

MANCHO
Panadero de la vida


Dedicado a Francisco Gomez Camacho, "Mi Tico"; incansable tumaqueño que trabaja "in situ", por recuperar nuestros olores.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

LA EMPRESA

El caballero había cruzado las defensas de la barbacana. El último hombre yacía en el adarve y ya sólo quedaban la princesa y su guardián. A punto estaba de subirse a lo alto de aquella torre cuando escuchó el rugir del monstruo chamuscando sus cabellos. Muy ágil, el caballero, saltó hasta la torreta dando brincos sobre el filo del vacío  empuñando su espada y lanzando varios envites sobre el ala del dragón.
A cubierto, detrás de los escombros de almenas —mientras otra llamarada volvía a chamuscarlo— sacó un basto a modo de estaca, debajo de su manga, para clavárselo en el vientre; el dragón se desplomó al desfiladero, cayó en la empalizada de bastos, salpicó el foso y tiñó de sangre las murallas asonadas. El caballero —ahora más exhausto— poniéndose en pie, retomó el aliento en una última escalada para terminar su empresa, exhalando: “¡Debo desatar a la princesa!”.

Superadas las batallas esperó la recompensa, pero fue el astuto rey quien reclamó con as de copas su triunfo en la conquista, y pidió colgarse la medalla  de Oros. Los sueños conquistados por este caballero se derrumbaron junto al castillo de naipes; sin embargo, valiente, marchó a jugar de nuevo.


MANCHO
Panadero de la vida